Anuncian la construcción del Tren Maya

El flamante presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, inauguró recientemente el inicio de la construcción de uno de sus proyectos más ambiciosos; una de las grandes propuestas de la campaña electoral que lo puso en la presidencia del país.

Se trata nada menos que el denominado Tren Maya, una gran obra de infraestructura que se propone a mejorar el turismo en la región del sudeste del país, uno de los polos del sector y a la vez, una de las zonas más castigadas económicamente en todo el territorio mexicano. El proyecto consta de aproximadamente mil quinientos kilómetros de vías de ferrocarril que unirá a los cinco estados pertenecientes a la región: Chiapas, Yucatán, Tabasco, Campeche y Quintana Roo.

El proyecto intentará mejorar las vías de comunicación entre algunos de los sitios de mayor valor arqueológico y turístico de todo el país y el continente, donde se pueden encontrar los restos de las grandes edificaciones mayas de Chichén Itzá, Palenque y Calakmul, entre muchas otras. La región también es el hogar de algunas de las principales atracciones turísticas costeras del país y del Caribe, entre ellas la localidad de Cancún.

Comienzo de las obras

El presidente López Obrador dio el puntapié inicial a las obras del futuro tren a través de un acto inaugural realizado en la localidad de Palenque, en el Estado de Chiapas. En esta ceremonia participaron autoridades gubernamentales y referentes de doce etnias diferentes que viven a lo largo del territorio que será cubierto por esta ruta.

El millar y medio de kilómetros de vía tendrá quince paradas a lo largo de su extensa ruta, uniendo localidades de la costa con el interior en unas nueve horas de trayecto total, y utilizando un sector de vías ya existente en la región. El gobierno afirma que el tren estará funcionando en cuatro años.